Zorro chilote fue trasladado a una jaula de pre-liberación en el parque Tantauco

trampazorro_sagloslagos_2015_00001Hasta el Parque Tantauco, en la comuna de Quellón, fue trasladado un Zorro Chilote (Lycalopex fulvipes) que durante 18 meses permaneció en rehabilitación en Puerto Montt.

 

El ejemplar, una hembra adulta, fue trasladado a Chiloé por funcionarios del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG)  y especialistas del Centro de Rehabilitación de Fauna Silvestre (CEREFAS) de la Universidad San Sebastián sede Patagonia, en  Puerto Montt, hasta una instalación de pre-liberación que fue construida especialmente para acogerla y evaluar su nivel de adaptación al medio.

 

“Se trata de una jaula de 400 m2  inserta en el ambiente natural donde habita originalmente el Zorro Chilote. Es un traslado temporal, a la espera de su recuperación final lo cual podría permitir, a futuro,  insertarla de manera definitiva en su hábitat natural”, precisó Andrés Duval, Director Regional del SAG.

 

“Estamos muy contentos porque en este lugar el ejemplar se vio muy activo, recorriendo de forma vigorosa todo el lugar, sin que se notara alguna secuela de la lesión que provocó su llegada al CEREFAS y su rehabilitación allí durante un año y medio”, explicó Andrés Duval, Director Regional del SAG.

 

Historia

 

Cabe señalar que el 29 de mayo de 2014, en la oficina SAG Ancud, se  recibió una denuncia alertando sobre la presencie de este zorro chilote en el sector Puntra. “El ejemplar estaba atrapado en un cepo, hecho que ocasionó una fractura completa y expuesta en su miembro anterior derecho, particularmente de la Ulna y el Radio. Por este motivo fue trasladado por funcionarios del SAG Ancud hasta el CEREFAS del Hospital Clínico Veterinario de la Universidad San Sebastián Sede Patagonia, en Puerto Montt”, precisó Duval.

 

 

“El cepo es una trampa de captura  prohibida en Chile por la Ley de Caza. Son instrumentos sumamente peligrosos y no son selectivos, al punto que un niño pequeño que sea atrapado en un cepo puede llegar a perder una extremidad”, enfatizó Duval.

 

Por esta razón, la autoridad regional del SAG hizo un llamado a las personas que residen en sectores rurales a no usar ni instalar este tipo de trampas porque está prohibido y porque es una amenaza a la protección de la fauna silvestre que promueve el Estado, a través de este Servicio.

 

Tratamiento

 

En el CEREFAS de la Universidad San Sebastián, la zorrita fue intervenida quirúrgicamente por el cirujano del Hospital Clínico Veterinario, Reinaldo Pardo, quien practicó una osteosíntesis de gran dificultad. Una operación quirúrgica que consiste en la unión de fragmentos de un hueso fracturado mediante la utilización de elementos metálicos.

Producto de la cual, durante estos 18 meses de rehabilitación  el ejemplar pudo recuperar la condición motriz de su miembro anterior. Sin embargo, a raíz del gran traumatismo sufrido,  existe una posibilidad de que se haya generado un daño vestibular en el cráneo, puesto que la zorrita presenta una pequeña lateralización en la cabeza.

Por este motivo, Javier Cabello, especialista en fauna silvestre, docente de la Universidad San Sebastián, recomendó trasladar el ejemplar a una instalación de pre-liberación y de mayor superficie para evaluar su comportamiento y definir si está o no apta para su liberación definitiva.

“Ahora se debe continuar evaluando su adaptación al medio natural, midiendo su actividad, su interacción con el ser humano, la cual debiera tender hacia el rechazo y alejamiento. Además, se debe observar su habilidad para buscar y encontrar alimento lo cual se medirá controlando su peso”, precisó Cabello.

 

En caso de no ser posible su liberación, esta hermosa ejemplar de la fauna silvestre  podría ser trasladada a un Centro de Reproducción que la ONG Chiloé-Silvestre está implementando en la comuna de Ancud.

 

Características de la especie

 

El Zorro Chilote es una especie que habita solamente en Chile (es endémico de nuestro país), particularmente en la Cordillera de Nahuelbuta (Regiones de La Araucanía y Biobío) y en Chiloé (Región de Los Lagos).

 

Es el cánido más amenazado del mundo, por lo que a nivel nacional se encuentra clasificado “En Peligro”, estimándose que sólo quedarían cerca de 500 ejemplares, distribuidos principalmente en Chiloé.

 

Dentro de las principales amenazas para esta especie está el ataque y la trasmisión de enfermedades por parte de perros domésticos o salvajes o bravíos, además de su caza ilegal. Dentro de las amenazas que afectan su hábitat, la más relevante es la disminución del bosque nativo, producto de la deforestación y de incendios forestales, trayendo con ello la disminución de refugios y alimento para esta especie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *