Viajando en auto: cómo elegir comidas sanas para los más pequeños

Al momento de viajar, especialmente al hacerlo con niños, es importante tomar ciertos recaudos. Se debe chequear el correcto funcionamiento del automóvil, contar con todos los papeles correspondientes y tener un buen seguro, entre otras cosas. Sin embargo, hay algo que usualmente nos olvidamos de considerar: la alimentación adecuada para los niños durante el trayecto. Aunque las ofertas de comida rápida abundan a lo largo del camino, lo mejor es evitarlas y recurrir a alimentos más sanos. Por eso, a continuación presentamos junto a Comparaencasa algunas recomendaciones al respecto.

 

Previsión

 

Para no caer en la tentación de comprar hamburguesas u otras comidas poco nutritivas en el camino, lo mejor es prever esta situación. Antes de salir se pueden preparar alimentos que no se echen a perder rápidamente o, en el caso de ser necesario, transportarlos con la correcta refrigeración en una hielera.

 

Sándwiches y frutas

 

Los sándwiches bien elaborados son grandes aliados para comer rápido y sano. Éstos se pueden preparar con numerosos vegetales, aderezos saludables y carne. Las opciones son muchas y con ellos seguramente todos se sentirán satisfechos. Una sugerencia infalible es ponerle trocitos de aguacate y tomate, o pavo en trozos pasados por la sartén con un toque de limón.

 

Hidratación

 

Jugos de naranja, de manzana, de pera, las combinaciones son infinitas. Una buena idea es escoger los preferidos de los niños y también llevar una nueva opción para sorprenderlos durante el viaje. Lo mejor será transportarlos en una hielera para que se conserven frescos y con todas sus propiedades.

 

Comidas como en casa

 

Durante el viaje, una buena opción puede ser detenerse a comer en los campings más cercanos, anticipando qué elementos se usarán para cocinar y preparar una comida sana. Una vez en el lugar de destino, lo ideal será rentar un departamento en el que se pueda hacer uso de alguna cocina, y prepararles a los niños alimentos como si estuviesen en casa.

 

Restaurantes

 

Tanto en el lugar de destino como durante el viaje, es posible comer en restaurantes que ofrezcan comidas saludables. Para llevarlo a cabo, se pueden revisar las opciones del camino a través de Internet antes de partir y así coordinar las paradas con anticipación.

 

Buena hidratación

Además de los jugos naturales, es necesario llevar agua para beber con regularidad, ayudando a mantener el organismo bien hidratado. Las bebidas carbonatadas, además de no ser recomendables por su alto contenido de azúcar y por sus ingredientes artificiales, suelen ocasionar molestias intestinales en los niños al momento de viajar.

Otras opciones

 

Si no se tuvo la consideración de prever este tipo de cosas, hay ciertas pautas que pueden facilitar una rápida decisión. Si se cuenta con un asador, se puede elegir una buena pieza de carne, acompañada de vegetales cocidos o ensalada. Si se está vacacionando en playas o cerca de ríos, las opciones más saludables son las comidas con pescado. Estos son sólo algunos ejemplos, lo importante es elegir las alternativas más saludables de acuerdo al lugar donde nos encontremos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *