Senador Moreira solicita recursos para estudio de caladeros de pesca

Ante la ampliación del plazo para determinar el reglamento de caladeros de pesca para los artesanales y los inconvenientes que estos han tenido para definirlos de cara a los avances de la relocalización de concesiones de la acuicultura, el parlamentario solicita inyectar recursos en estudios serios que dé garantías y seguridad a la pesca artesanal

“Así como el Gobierno dispuso de 6 mil 500 millones de pesos para favorecer a los salmoneros para inversiones y estudios de innovación, los pescadores también requieren de la colaboración en este proceso de definición de los caladeros de pesca, ya que hasta la fecha de Subpesca definió según estudios del IFOP sólo un 6 % del total lo que sin duda no corresponde a la realidad”, señaló Moreira.

La Ley N°20.825 amplía el plazo de cierre para otorgar nuevas concesiones de acuicultura en las tres regiones del sur-austral, estipula que la relocalización de centros de cultivo no podrá sobreponerse con Áreas de Manejo y Explotación de Recursos Bentónicos (AMERBs), parques y reservas marinas, parques nacionales, Espacios Costeros Marinos para Pueblos Originarios (ECMPO), áreas donde haya presencia de banco natural o caladero de pesca y a sectores de interés turístico definidos en la zonificación respectiva.

“En está etapa y antes del inicio del proceso de la relocalización de la industria acuícolas es muy necesario tener una definición clara y seria de los caladeros de pesca ya que esta será la forma de protegerlos y darle sustentabilidad a la pesca artesanal, aquí tenemos diversas actividades económicas que dependen del mar y deben aprender a convivir sin superponerse, ni perjudicarse unos a otros y por ello el gobierno no debe abandonar a los pescadores ni mucho menos favorecer a una industria sobre la otra”.

En la actualidad Subpesca se encuentra en un proceso de publicación de los mapas con las propuesta de definición de los caladeros, los que podrán ser consultados directamente en las oficinas de las direcciones zonales de la Subpesca y en las oficinas regionales del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca). De esta forma, en cada región será posible constatar los sectores en que se ha considerado que existe un caladero.

Son los propios pescadores quienes conforme al protocolo de información que se publicará conjuntamente deben observar, detallar o definir los espacios definidos como tal, culminado el proceso de consulta y respondidas las observaciones, se iniciará el trámite del reglamento de caladeros de pesca.

Finalmente, el senador expresó que los pescadores tienen la experiencia, conocen su zona y donde se encuentran sus recursos, pero como esta en riesgo la sustentabilidad de los recursos y un proceso que no tendrá retorno se requiere estudios serios que respalden la iniciativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *