Sala Cuna y Jardín Infantil “Gotitas de Luz”, de la comuna de Dalcahue certificado por ministerio educación.

De acuerdo a la ley 20.832, a contar de Agosto del año 2019, todos los establecimientos de Educación Parvularia deberán contar con el  “Reconocimiento Oficial”, o “Autorización de Funcionamiento”, otorgado por el Ministerio de educación, que reemplaza a la normativa antigua aplicada por Junji.

Esta certificación asegura el cumplimiento de requisitos de funcionamiento y constituye un importante hito en la implementación de la nueva institucionalidad del primer nivel educativo, donde se certifica que dicho recinto cumple con una serie de exigencias que regulan la infraestructura, equipamiento, personal idóneo, proyecto educativo, reglamento interno, entre otros.

El Jardín Gotitas de Luz, recibió a través de la resolución exenta N° 390,de la Secretaria Regional Ministerial de Educación de Los Lagos, el reconocimiento oficial del Estado parala Sala Cuna y Jardín Infantil, convirtiéndose en el primer establecimiento en la Provincia de Chiloé, en obtener dicha certificación, lo cual le permitirá ampliar sus matrículas y establecer convenios con empresas del sector, lo cual beneficiará a muchos niños y a sus padres.

Las representantes de la sociedad Gotitas de Luz Limitada, han expresado su gran satisfacción por el logro alcanzado. “Este es un reconocimiento que sustenta nuestro trabajo, nos impulsa a mejorar día a día, a ofrecer una educación de calidad, efectiva y afectiva, con un personal altamente calificado en educación preescolar, en un ambiente de amor y alegría. Estoy muy agradecida por la confianza que han depositado los padres y madres de la comuna en nosotros, hemos tenido un lindo proceso de crecimiento y esperamos seguir afianzando estos lazos de confianza y cercanía con nuestros niños, padres y apoderados”, dijo Evelyn Mansilla, directora administrativa de Gotitas de Luz.

Yohana González, menciona que este reconocimiento nos permite ofrecer la oportunidad a las empresas de ser parte de nuestra institución de enseñanza preescolar mediante convenios para los hijos e hijas de sus trabajadoras, otorgándoles un importante beneficio.

Gisela Sotomayor, quien recientemente se integra a la sociedad menciona que “este reconocimiento no implica sólo requisitos de infraestructura o jurídico administrativa sino de condiciones de calidad pedagógica ya que la sala cuna y jardín infantil debe contar con personal idóneo y un proyecto educativo que permita la atención integral de los párvulos, sustentado en el sentido de entregar experiencias de aprendizaje en ambientes seguros, saludables y bien tratantes”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *