Comunidad de Queilen llevará a cabo diversas gestiones que ayuden a destrabar el proceso de licitación de su futuro hospital

Preocupados y decididos a encontrar una pronta solución al problema que se generó en el proceso de licitación del hospital de Queilen se encuentran hoy los habitantes de esta comuna chilota; es por tal razón que el propio Alcalde; Marcos Vargas Oyarzún, convocó a todos los comités de salud tanto rurales como urbanos, para que juntos al Departamento de Salud Municipal (Desam) , Hospital Comunitario y Consejo Comunal de Salud, entre otros instituciones, se adopten medidas de presión que ayuden a destrabar un proceso de construcción de un hospital que era la esperanza de casi 6 mil personas. Recordemos que fue la empresa Constructora Luis Navarro Spa la que hace unos meses ingresó una demanda al Tribunal de Libre Competencia  en contra del Ministerio de Salud, indicando que, en su opinión, la repartición pública ha establecido “licitaciones con pautas evaluativas que atentan contra el orden público económico y la libre competencia”; lo cual fue acogido por dicho Tribunal y por tanto se ordenó a través de éste detener el proceso licitatorio.

Para el Alcalde de Queilen, Marcos Vargas Oyarzún este es un hecho que se ha tornado bastante serio, razón por la cual está dispuesto a realizar todas las gestiones posibles, tanto a nivel ministerial, político e incluso jurídico para encontrar una solución al problema: “Estamos muy preocupados por la situación que atraviesa la construcción del futuro hospital de Queilen, puesto que el proceso de licitación se encuentra suspendido. En estos momentos el Tribunal de la Libre Competencia está en el tema probatorio; hace unos días atrás también hubo una conciliación entre el Ministerio de Salud y la empresa de Luis Navarro, quienes realizaron como privados, observaciones a las bases de licitación entrabando el proceso. Es por esta razón que el día de hoy hicimos un llamado a los diferentes dirigentes de salud comunal, al DESAM, al Hospital Comunitario de Queilen y al Consejo de Salud para que se tome total conocimiento de esta situación y tengamos una sola voz en el tema, ya que vamos a realizar una serie de acciones, tanto políticas, mediáticas y legales con el fin de que la situación tome su curso normal lo más pronto posible y no se perjudique a las casi 6 mil personas que esperan el futuro hospital de nuestra comuna. Puntualizó la máxima autoridad comunal.

Por su parte Marisol Ramírez, Presidenta del Consejo Comunal de Salud dijo lo siguiente: “Nos preocupa mucho que la licitación esté estancada, estamos muy angustiados porque no sabemos cuál será el futuro de nuestro hospital. En nosotros hay temor y desconfianza, llevamos 9 años tratando de contar con un hospital nuevo y resulta que el estancamiento de este proceso afecta a toda la comunidad a cientos de adultos mayores, niños y habitantes que sólo esperan una salud digna y de calidad”. Puntualizó.

Cabe señalar que hace muy poco se realizó el proceso de conciliación entre el Ministerio de Salud y la empresa de Luis Navarro, sin llegar a ningún acuerdo, hecho que mantiene expectantes y preocupados a toda la comunidad de Queilen, puesto que el juicio sigue su curso y puede durar varios meses.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *