Chiloe cuenta con el primer laboratorio agropecuario para el diagnóstico de enfermedades cuarentenarias

Mediante Resolución Exenta Nº 1007/2018, el Laboratorio Agropecuario “ANNALIZA”, de la comuna de Dalcahue, se convirtió en el primer laboratorio en la provincia de Chiloé en lograr  la autorización oficial  por parte del Servicio Agrícola y Ganadero, SAG, para el diagnóstico  de Brucelosis bovina y Leucosis, como parte del programa de control y erradicación de enfermedades en predios agrícolas.

Las líneas de acción del SAG están dirigidas al mejoramiento de la condición sanitaria del sector pecuario, certificando “predios libres” o “bajo control” de determinadas enfermedades que afectan a ovinos y bovinos. De esta forma, los productores, con el respaldo del SAG, pueden avanzar en el control y erradicación de enfermedades en sus predios, disminuyendo las pérdidas y mejorando su competitividad.

El potencial ganadero del Archipiélago tiene grandes posibilidades productivas, para lo cual es necesario mejorar aspectos sanitarios. La erradicación y la posibilidad de declarar zonas libres abre expectativas comerciales y mejoras en la economía pecuaria provincial, al disminuir las pérdidas económicas causadas por estas enfermedades. Estas enfermedades crónicas, con escasa sintomatología, obliga a una vigilancia permanente sobre los factores que puedan producir la reinfección.

La directora ejecutiva del laboratorio ANNALIZA, Elizabeth Mansilla, expresó su gran satisfacción por el logro alcanzado, principalmente porque esta autorización les permitirá como laboratorio, aportar y  contribuir al desarrollo productivo de Chiloé, mejorando el acceso a un diagnóstico oportuno y cercano, basado en los programas del SAG para el control y erradicación de estas enfermedades que provocan cuantiosas pérdidas económicas en las explotaciones pecuarias. “Contar con un laboratorio en la Isla, que atienda las necesidades inmediatas, facilita a los productores lecheros y pecuarios chilotes a tomar decisiones oportunas para la eliminación de bovinos reaccionantes positivos a la enfermedad. Con el beneficio implícito, de convertirse en predios libres de estas enfermedades, y aumentar la valoración de su producción”, dijo Mansilla.

Raúl Jiménez, director técnico subrogante del Laboratorio ANNALIZA, menciona que contar con este diagnóstico, otorgará un importante beneficio. Un diagnóstico oportuno permite tomar una pronta decisión para eliminar el patógeno que produce la enfermedad, obteniendo no solo un aumento en la productividad y un mejor precio del producto, sino que se puede además evitar su  propagación en nuestra comunidad isleña. La brucelosis y tuberculosis son enfermedades transmisibles al ser humano, si existe control y erradicación, influye favorablemente en el medio ambiente y la población”, subrayó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *